C/ Valencia 248 3º 1ª 08007 Barcelona       Teléfono: 93 215 27 41        Mail: info@institutovascularfuentes.com

Aneurisma

PATOLOGÍA ANEURISMÁTICA ANEURISMA DE AORTA ABDOMINAL A.A.A.

Un aneurisma se podría definir como un ensanchamiento de una arteria. Esto ocurre por un debilitamiento de la pared arterial. La incidencia de la enfermedad aneurismática aumenta con la edad, y debido a la mejora en las técnicas diagnósticas, cada vez es más frecuente el diagnóstico de esta patología. La localización más frecuente es la aorta, la arteria más grande del organismo, aunque se pueden dar en otras localizaciones como en la arteria poplítea. Un aneurisma de aorta abdominal (AAA) es una enfermedad diagnosticada con relativa frecuencia hoy en día y su importancia radica en que la dilatación de esta arteria es como "un globo" sometido a presión que se puede romper, dando lugar a una hemorragia que acabe la mayoría de las veces con la vida del paciente.

¿Cuáles son los factores de riesgo para tener un aneurisma de aorta?

  • Edad superior a 60 años.
  • Elevados niveles de colesterol.
  • Hipertensión arterial.
  • Sexo Masculino.
  • Enfisema pulmorar.
  • Tabaquismo.
  • Obesidad.
  • Factores genéticos.

Síntomas

Los aneurismas se desarrollan lentamente durante muchos años y a menudo son asintomáticos. Si un aneurisma se expande rápidamente, se rompe (ruptura de aneurisma) o la sangre se filtra a lo largo de la pared del vaso (disección aórtica), los síntomas se pueden desarrollar de manera súbita. Los síntomas de ruptura abarcan:

  • Dolor en el abdomen o espalda intenso, repentino, persistente o constante. El dolor puede irradiarse hasta la ingle, los glúteos o las piernas
  • Sudor frío
  • Náuseas y vómitos
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Shock

Lo importante de los aneurismas de aorta abdominal, es su diagnóstico precoz, ya que existe un tratamiento curativo para esta enfermedad antes de que se produzca la rotura. Cuanto más grande es un aneurisma más fácil es que éste se rompa, sin embargo no todos los aneurismas deben de ser tratados, ya que el riesgo de rotura es grande cuando el diámetro es superior a 5 cm. Esto quiere decir que los aneurismas con un tamaño inferior a este deben de ser seguidos por su doctor sin precisar intervención quirúrgica. Su médico se encargará de controlar periódicamente el tamaño, para cuando alcance un tamaño determinado estudiar las posibilidades de intervención quirúrgica de cara a resolver el problema.
Si su médico descubre que Ud. tiene un AAA mediante un examen físico o ecográfico, el siguiente paso es delimitar con precisión el tamaño y la localización del mismo mediante las pruebas diagnósticas pertinentes (ecografía abdominal, TAC / Scanner, angioRM). 
En pacientes con aneurismas que presenten un tamaño superior a 5 cm se indicará, salvo excepciones, la reparación quirúrgica o endovascular del mismo. En la actualidad la gran mayoría de los aneurismas, pueden repararse mediante la implantación endovascular de una endoprótesis.

AneurismaEl tratamiento endovascular, comparado con la cirugía convencional – tradicional, reduce enormemente la morbilidad y mortalidad asociada a la intervención. Se realiza con anestesia regional,
mediante incisiones inguinales, sin necesidad de laparotomía (abrir abdomen). Si no hay complicaciones en 3 días puede ser dado de alta a domicilio.

En la cirugía convencional ó reparación tradicional (abierta), se hace una incisión grande en el abdomen. Consiste en la resección de la porción dilatada de la arteria y el restablecimiento del flujo sanguíneo mediante un injerto (By Pass) hecho de un material sintético, como el Dacrón. El postoperatorio, generalmente, cursa con 24 – 48h en UCI y posteriormente 5-6 días más en planta si no hay complicaciones.


*Toda la información que aparece en nuestra web esta desarrollada por el Dr. Fuentes y su equipo con la intención de informar y asesorar, sin la intención de sustituir el diagnóstico de ningún doctor.